[Prueba] Mercedes Benz B 200 D 7G-DCT; Un día en familia

La reputada marca alemana de automóviles Mercedes Benz ha logrado a lo largo de las décadas posicionarse como uno de los fabricantes automovilísticos más importantes. Y no solo hablamos de coches, también de autobuses, camiones, vehículos de competición, etc.

Y es que el actual líder de constructores de F1 ha logrado el triunfo dentro y fuera de la pista, ya que actualmente cuentan con un catálogo de modelos que lejos queda de la anterior imagen corporativa de coches para clientela únicamente adulta, catálogo que ha ido evolucionando hasta la actualidad sin detenerse, tanto en imagen como en calidad.

Dibujo2En esta ocasión llama a mi puerta un precioso Mercedes Benz Clase B 200 D 2017 con cambio 7G-DCT de doble embrague. Me pregunto si me podrá convencer un coche que, personalmente, luce todas las cualidades contrarias a mi coche ideal.

Está bien, comprobémoslo, cogemos la maleta y nos ponemos rumbo a Asturias, no sin portar una actitud algo escéptica.

plantilla fotos7A primera vista el B 200 muestra la actual imagen de la marca, una línea con la excelente virtud de gustar a un rango muy amplio de edades, elegante, cualidad que no es obra del azar.

Unas imponentes llantas opcionales bitono de 18” en color negro-plata con unos neumáticos 225/40 y una gran cantidad de cromados en diversas partes del vehículo componen su imagen, acabando con un difusor de doble salida embellecedora de escape, elementos que aportan al conjunto un aspecto de monovolumen con aires deportivos.

La versión que hoy tenemos entre manos cuenta con un motor de 4 cilindros con 2143cc de cilindrada, diésel, y de origen Mercedes Benz con turbo de geometría variable, que desarrolla 136CV y un par máximo de 300 Nm. Además, dispone del anteriormente mencionado cambio automático de doble embrague de 7 velocidades denominado 7G DCT, tracción delantera y declara un peso oficial de 1505 Kg.

En el interior encontramos un diseño que comparte elementos con la mayoría de modelos, presidido por dos esferas para indicar rpm y velocidad con una pantalla lcd entre ambas con diversas mediciones de consumos, indicaciones, etc., y en el salpicadero una gran pantalla flotante de 8 pulgadas con cámara de visión trasera que se activa al engranar marcha atrás y sistema multimedia acompañada por tres salidas de aire justo debajo.

La pantalla se maneja con un mando situado entre los diversos huecos y espacios que el monovolumen alemán ofrece a sus ocupantes. La amplitud interior es una gran virtud del modelo.

plantilla fotos15

La plataforma empleada es la misma que la de los Clase A, GLA y  CLA.

El volante es grande y cuenta con botones para manejar el sistema multimedia, y una iluminación ambiental naranja asoma al caer el sol creando una atmosfera agradable. Todos los materiales presentan buen tacto, sin llegar al nivel de los modelos más altos de gama de la marca, la sensación es buena. Los asientos a doble tapizado cuero y tela envuelven más de lo que esperaba, y el espacio trasero es suficiente para viajar con comodidad. Un techo solar doble con posibilidad de abrirlo en su parte delantera amenizará los trayectos para los días más lúgubres.

A todo esto, detrás del volante hay tres palancas principales; a la izquierda intermitentes y control de parabrisas arriba, con el control de crucero y limitador de velocidad debajo. A la derecha, el cambio. Unas discretas levas son el complemento que encuentras en último lugar.

Todo el sistema de luces es de última generación LED y cuenta con una gran potencia de alumbrado instantáneo. De este modo no solo se consigue una estética más actual, sino seguridad extra.

plantilla fotos4

Metemos las maletas en su amplio maletero de 488 litros, y ponemos rumbo por autopista. Su sistema KEYLESS-GO nos permite acceder y arrancar sin hacer uso de la llave.

Hay que reconocerlo, desde el primer momento el Mercedes Benz se muestra dispuesto a colaborar; la postura de conducción es natural y cómoda, y el asiento cuenta con diversas regulaciones para encontrar la combinación perfecta, buena visibilidad, así como el aislamiento acústico y la baja sonoridad del motor aportan comodidad al trayecto.

En su funcionamiento diario, el cambio DCT de doble embrague es realmente efectivo y  muy suave, prácticamente inapreciable entre cambios de marcha. Como es de esperar para reducir su consumo, en modo automático enlaza marchas todo lo rápido que es posible, llegando a circular por debajo de 1.500 rpm, aunque logra interpretar bien las condiciones de la carretera y la demanda de comportamiento del conductor.

Si accionamos cualquiera de las levas entra en modo manual, dando algo más de “juego” al conductor en carreteras secundarias y la posibilidad de cambiar manualmente las relaciones, pero no te emociones, el alemán al poco tiempo vuelve al modo “directo” si estás un lapso de tiempo sin accionar ninguna, al mismo tiempo que se toma por cuenta propia reducir si tu velocidad desciende y no has engranado una relación adecuada. Es muy cabezota, como todos los coches automáticos.

Esto hace de él un coche manejable y cómodo en ciudad, lugar donde la ausencia del cambio nos brinda la oportunidad de sofocar la angustia de los atascos. Además, sus medidas lo dotan de un buen compromiso entre tamaño y funcionalidad.

plantilla fotos1

medidas

Continuamos por  tramos más rebuscados y permanece dispuesto y con decisión, logrando cambiar con mucha dignidad de dirección, sin balanceos ni sensaciones desagradables para el conductor. Sus capacidades dinámicas superan con creces la demanda del uso común del modelo. No elevamos el ritmo, el Mercedes invita únicamente para lo que está concebido: Dar total comodidad y seguridad al conductor y ocupantes en pequeños y grandes viajes.

Los baches los absorbe con mucha soltura y es difícil atravesar desperfectos en el firme que te haga rechistar. Se nota un comportamiento deportivo descafeinado, a veces me ha dado la sensación de llevar un coche para padres que, por circunstancias, no han podido optar a un modelo más deportivo.

plantilla fotos6La frenada es correcta, en parte debido a la buena dosificación de la potencia, con una gran sensación de ella al principio y un tacto muy preciso, logra detener el vehículo en pocos metros. El modo manual del cambio DCT nos ayudará a afrontar las bajadas prolongadas gracias a su discreto freno motor.

Su sistema Collision Prevention Assist nos muestra un icono en el panel para alertarnos de que la distancia de seguridad que estamos dejando con el coche de alante no es la óptima.

Prueba Mercedes Benz B 200 D 7G-DCT

¿Recordáis el dicho popular de seguir la “ley del mínimo esfuerzo”? El primero en mencionar tales palabras pensó en este coche; El start-stop detiene el motor al parar para ahorrar combustible, al entrar en un túnel sus luces automáticas se encienden, su preciso cambio hace su trabajo de una manera sobresaliente, y por no tener no tienes ni que utilizar los pedales, ya que a través de la palanca de control de crucero es posible regular la velocidad en carretera a la que quieres circular, pudiendo aumentar y disminuir con la mano en función de las condiciones del tráfico con un leve movimiento de dedo. Velocidad que, por cierto, logra mantener sin ninguna dificultad en cualquier situación.

¿No es hacia esta dirección hacia donde nos dirige la industria del automóvil?

Tras largas horas de viaje, un cartel asoma por la pantalla; nos recuerda que debemos parar a descansar. Los kilómetros pasan rápido a sus mandos, y las canciones también gracias a su potente equipo de sonido. No te descuides con el volumen, ¡Vas a despertar al bebé!

Su depósito de combustible es de 50L. Su consumo homologado es de 4.7L en urbano, 4L de media y  3.5 L en extraurbano. Como veis es ridículo, y según mis mediciones, con un depósito he recorrido 750 kilómetros hasta llegar a la reserva, y me ha costado 52 euros.

plantilla fotos20Su aceleración de 0 – 100 km/h es de 8,6s, una cifra nada despreciable para un familiar de proporciones reducidas. En la vida real y no sobre el papel, dispone de potencia y aceleración suficiente – acompañada de un desagradable sonido- para afrontar cualquier situación. Sin duda las motorizaciones más potentes son más llamadas al capricho que a la necesidad, tan solo justificable si se planea viajar con 5 ocupantes asiduamente y con grandes volúmenes de equipaje.

En resumen, tras 1.000 kilómetros por autovía, carretera y ciudad, MB ha conseguido evolucionar un modelo conocido a un nivel de aceptación mayor por parte de un público más joven.

plantilla fotos25Además, sus medidas y características hacen de él un coche práctico y muy cómodo que te sirve realmente para todo. Su efectividad es indiscutible, y su naturaleza lo convierte en un coche ideal para aquellas personas que conducir no está entre sus actividades favoritas.

Bajo del coche con la misión cumplida. Demonios, no es un coche cuyo objetivo sea disfrutar de conducir, pero debido a los antecedentes, me despido de él con una extraña sensación de afinidad.

¿Brujería? No, es un Mercedes Benz.

A favor: Comodidad, funcionalidad, diseño y equipamiento.

En contra: Que no es un AMG GTS, Combustible diésel; sonido del motor, cambio manual tan travieso como los ocupantes de atrás.

Autor: Pablo Román