Maneras imbéciles de dañar un Ferrari

Desafortunadamente, no todos los coches dignos de un cuidado exquisito como el protagonista del vídeo, nada más ni menos que un Ferrari 458 Italia Speciale, reciben el trato y la conducción que se merecen.

Veamos, ir con un coche que va a ras de suelo en una carretera pública en mal estado en un primer momento no parece buena idea, y menos si vas como un imbécil. ¿Resultado?

Dañar ese precioso Cavallino rampante. Qué fácil habría sido aplicar esa conducción en un track day con total seguridad, y ya otro día ir mas tranquilito a tomar una coca cola al bar de turno sin causarle daños al coche.

Play al vídeo, y que levante la mano el que cuidaría mejor esa preciosa unidad.

Por: Pablo Román